sábado, 4 de enero de 2014

Reseña: Hetty, Hetty Verolme




"Mi madre fue la última en dejar el apartamento. Cerró la puerta principal con firmeza. Nadie dijo una palabra mientras bajábamos las escaleras que conducían hasta la calle. Tras bajar, el oficial nos dijo que esperásemos en la entrada. Era una hermosa mañana, brillaba el sol y la plaza estaba desierta, salvo por los camiones que aguardaban para llevarnos hasta la estación."



Título:  Hetty
Autor:  Hetty Verolme
Lugar de publicación: La Coruña
Editorial: Almuzara
Año: 2013
Páginas: 252




Personajes: Hetty, Max, Jacky, Luba
Temática: realismo, infancia, Holocausto judío, nazis, hambre, enfermedad
Localización espacio-temporal: Belsen (Alemania), 1942





Resumen oficial:



1943, Amsterdam. Hetty Verolme solo tiene doce años cuando los nazis la deportan, junto con su familia, al campo de concentración de Bergen-Belsen, el mismo donde falleció Ana Frank. Pero Hetty no pierde el ánimo, y se erige en todo un símbolo para los niños del campo, recordándoles que la vida, incluso en medio del horror, sigue siendo bella.


Una sorprendente y extraordinaria historia real: la de la lucha por la supervivencia de un grupo de niños en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Esta narración autobiográfica protagonizada por Hetty Verolme, una heroína adolescente, revela cómo ella y sus hermanos superaron toda suerte de adversidades tras ser separados de sus padres y confinados en la Casa de los Niños, en Belsen, Alemania. Un documento que aborda una vertiente desconocida del Holocausto, esta conmovedora obra refleja la tenacidad y el espíritu invencible de la infancia.







Mi opinión:



Una conmovedora historia real, tan realista como los momentos duros que pueden vivir unos niños separados de sus padres y familiares, trasladados a un campo de concentración nazi. La novela relata muy bien como se sentía Hetty, una niña de 14 años, en ese ambiente de hambre y enfermedad, rodeada siempre por un olor a muerte continuo.

Ella cuidaba y protegía a sus dos hermanos menores y además de un buen grupo de niños que estaban solos en se lugar, el barracón nº211, y nos narra el riesgo que corría cuando tenía que salir a buscar comida para todos, con unos salamis escondidos dentro de los pantalones y a riesgo de ser atacada por los guardias nazis, o robada por los otros prisioneros. Durante muchos días nadie se ocupó de la Casa de los Niños en ese campo, así que para buscar comida tenían que recorrer mucho camino dentro del campo de concentración, ya que estaban muy alejados de las cocinas, que siempre estaban custodiadas por nazis.

Por suerte para ella, una mujer polaca llamada Luba se ocupará de que a los niños no les falte algo de comida, que en ese tiempo era un simple pedazo de pan al día, con algo de agua. En ocasiones, podían conseguir algo extra como azúcar, de la cual tomaban una cucharada por las noches para seguir viviendo y tener algo de energía, siendo muchas veces ese su único alimento.


Es duro pensar en qué condiciones tuvieron que vivir esos niños, muchos de ellos muertos a los pocos días o meses de estar allí, y otros con graves secuelas físicas y psicológicas para toda su vida. Fueron situaciones límite que nadie debería pasar nunca, pero que ellos lograron resolver. Pasaban muchísima hambre y tenían dolores a causa de eso, falta de higiene en barracones donde no había ni agua ni ropa limpia para cambiarse a parte de la que ellos tenían, habían enfermedades contagiosas como la tuberculosis y una imagen desoladora al mirar por la ventana en ese lugar: una montaña de cadáveres que nadie se ocupaba de enterrar durante días y días y cuyo olor se le quedará para siempre gravado en la mente a Hetty.


Nuestra protagonista, que vivió en sus carnes todo esto, pues es una novela realista y además autobiográfica, fue una luchadora nata en su infancia y adolescencia. Nos relata sus vivencias con pasión, mostrándonos lo que se puede hacer con un poco de esperanza y cuando uno no se rinde a pesar de  las adversidades. Una familia separada por las circunstancias que tendrá que hacer frente a muchas penurias en todos los ámbitos por el mero hecho de ser judío en el 1940-45. 


El libro está muy bien narrado, con un lenguaje muy simple y directo y se termina de una sola vez, pues te integra tanto en la historia que no lo puedes dejar de leer hasta ver como termina todo. El libro viene ilustrado con fotografías reales del campo de concentración y los niños que vivieron en primera persona toda la historia.




Puntuación:



10 comentarios:

  1. Estas historias me impresionan un montón. Te haces consciente de esas vivencias.

    ResponderEliminar
  2. Hola Noemí!
    Me ha llamado un montón la atención. *-*
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me llama mucho. Haber si lo pillo.
    Un beso;)

    ResponderEliminar
  4. Se ve un libro genial. Me han dado ganas de leerlo. Me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Parece un libro interesante, pero esa parte de la historia no me gusta mucho!!

    Feliz año!!!

    ResponderEliminar
  6. Siempre lo paso mal con estos libros, no puedo leerlos, al final acabo llorando a moco tendido, pero siempre me los acabo leyendo.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  7. No conocía este libro y me lo llevo muy bien apuntado, que has despertado todo mi interés. Aunque sé que sufriré con su lectura...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. No me llama, pero me alegro que te haya gustado.
    Besitos <3

    ResponderEliminar
  9. No conocía la novela, pero me ha picado la curiosidad. Me encantan los libros ambientados en la Segunda Guerra Mundial, me parecen muy reales y reflexivos.
    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  10. Me alegro de que te haya gustado el libro. Yo disfruté con su traducción. El libro merece. Narra una época de la historia, y la protagonista es todo un ejemplo de generosidad.
    Saludos,
    Juan Castilla

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...