jueves, 25 de mayo de 2017

Reseña: El último viaje de Tisbea, Rafael Avendaño y Juan Gallardo






Titulo: El último viaje de Tisbea
Autores: Rafael Avendaño y Juan Gallardo
Lugar de publicación: Barcelona
Editorial: Versátil
Año: 2017
Páginas: 251


Personajes: Tisbea, David, Marisol, Juana Inés
Temática: novela juvenil realista, autismo, depresión
Localización espacio-temporal: España, s. XXI




Resumen oficial:


Tisbea tiene 22 años, agarra un berrinche si no le compran un helado de pistacho, tiene que cruzar una puerta tres veces antes de pasar al otro lado, y jamás ha besado a un chico. David ha intentado suicidarse varias veces. Está ingresado en un centro psiquiátrico. David y Tisbea son amigos, por eso Tisbea se ha propuesto encontrarle a David una razón para vivir, pero fracasa una y otra vez. El problema es que el autismo de Tisbea no le permite percibir el mundo como los demás. Pero, cuando consigue hacerlo gracias a un tratamiento experimental, se da cuenta de lo que esconden las miradas y sonrisas de los que la rodean. El último viaje de Tisbea es una tierna y emotiva historia de superación que nos recuerda que la respuesta a “¿para qué vivir?” está más cerca de lo que creemos.




Mi opinión:


Estamos ante una novela un poco peculiar. Habré leído como mucho una del mismo tema, sobre el autismo, que es el tema central. Pero la historia va más allá. No solamente habla de ella y su interior, o como se desenvuelve en el mundo con otras personas que no tienen autismo, sino que vemos también un pequeño romance junto a David, el chico que ella visita casi cada día en el psiquiátrico, aunque a ella le gusta llamarlo hospital.

He llenado este libro de post it por todos lados porque tiene muchas frases que no tienen desperdicio, a cuál más interesante de analizar. Pero tampoco quiero llenar la reseña de ellas, así que os muestro una pequeña selección.

En esta vemos que ella se guía por otro lenguaje diferente a la hora de relacionarse con los demás, ya que prefiere los números donde todo es exacto, y le cuesta adaptarse a la comunicación verbal con palabras, donde hay mucha interpretación de gestos y expresiones donde ella no se desenvuelve demasiado bien:

"Lo malo es que siempre tienes que acabar traduciendo al lenguaje de las palabras, porque si no lo haces, no vas a tener manera de decirle a nadie lo que estás pensando, y si no puedes expresar tus pensamientos a los demás, se piensan que eres idiota."



Tisbea también tiene que vivir dentro de unos límites, sólo puede estar con personas a las que conoce mucho y cumplir siempre los mismos horarios para no descontrolarse:

"Eso es algo que no entiende Marisol, los límites no son  una obligación que me han impuesto mis padres en contra de mi voluntad. Yo no puedo vivir sin ellos. Si mis padres no me los impusieran, me los impondría yo. Fuera de ellos, me siento en otro planeta, insegura, la palabra que busco es miedo..."

Así como nosotros solemos actuar casi sin pensar, por acto reflejo o conductas aprendidas ya desde pequeños, a Tisbea le cuesta horrores ser "normal" como ella define al resto de personas:

"...me agota muchísimo estar todo el día recordando qué cosas son apropiadas y qué cosas no, actuando siempre según las cosas que son normales para los demás."

Esta novela toca muchísimos temas y muy variados entre sí, desde una trama secundaria referida a la literatura, como los cuidados de la sanidad, enfermedades como la depresión, incluso toca temas filosóficos en algunos momentos:

"¿Felicidad? Si la felicidad se muestra con una sonrisa, tengo que admitir que no he visto ninguna. He visto a niños que llevaban juguetes, sobre todo electrónicos, móviles carísimos, y no por eso se les dibujaba una sonrisa en la cara."




David, el amigo de Tisbea, vive en un psiquiátrico porque ha intentado suicidarse y está deprimido. Pide a Tisbea que le de una sola razón para vivir, y ella pasará toda la novela buscando esa razón, o lo que ella entiende por razón para vivir, ya que sus conocimientos con la realidad dista mucho de lo que otras personas conocen.

El libro es muy positivo y esperanzador, ya que trata la superación personal de una persona con autismo, cuando alguien intenta darle apoyo para ello, ya que le realizan una especie de tratamiento innovador. Es entonces cuando la novela nos enseña cosas de la realidad que no nos gustan, por ejemplo, las mentiras y la hipocresía, que ella empieza a poder interpretar en los gestos de las expresiones de la cara, cosa que antes no podía conocer. Ahí ella se planteará incluso que estaba mejor antes, cuando no podía ver lo malo de las personas, que ahora que las puede interpretar, ya que será un choque muy fuerte con la verdadera y triste realidad.

Poco a poco empieza a socializar, aunque siempre con pocas personas y muy próximas a ella, y vamos viendo como cambia su comportamiento social en sitios públicos, donde antes se sentía muy insegura y se ponía a chillar histérica cuando algo no le cuadraba dentro de su mundo organizado.

También nos habla de los convencionalismos, los viajes (ya que ambos hacen uno para desentrañar un misterio matemático), el suicidio, el miedo a la muerte y a la vida...incluso toca el tema del sexo:

"El sexo. El concepto acudió a mí desde que era muy joven, desde los trece años, cuando empecé a disfrutar de la respiración de los demás sobre mi piel, sobre todo de mi padre. Recuerdo que le abrazaba con fuerza y me gustaba besarle las orejas. Mi padre me apartaba con brusquedad, me gritaba que eso era algo horroroso, "¡que soy tu padre, por Dios!. No tardé en entender que ese deseo de tocar a un chico, de que te tocaran, debía de satisfacerse con alguien que no fuera de tu familia"

En fin, vemos como se siente una persona con autismo por dentro, pero también como empieza a superarse a sí misma y a poder relacionarse con los demás. No sé cuanto de verdad tiene eso en nuestra realidad, si eso es posible cuando se tiene autismo, pero imagino que todo tendrá que ver con el grado que tengas o con lo que los demás se impliquen en ayudarte. Estaría bien que eso fuera posible.

Otra cosa que veremos en Tisbea es que empieza a darse cuenta de lo molesta que es para los demás, cosa que antes ni podía intuir siquiera, y eso le hará tomar una decisión drástica:

"Eso es lo que causo en mi familia: desesperación, vergüenza, hartazgo, negatividad, y todo mientras me sonríen con falsedad."

Un libro que nos hace pensar en muchas cosas:

"Y comprendo que la realidad no es siempre así, como el segundo amo del Lazarillo, como el castillo de Maqueda; las cosas son de una manera por fuera y de otra manera por dentro."


Recomiendo su lectura tanto si te gusta aprender sobre temas de autismo, como de la depresión o simplemente te gustan las novelas de viajes y los romances, aunque en ese área ese aspecto último está poco profundizado y se centra más en los otros temas.


Puntuación: 4,5/5



3 comentarios:

  1. ¡Hola! Este libro me llamó mucho la atención desde que lo vi y ahora con lo que cuentas pues más y desde que pueda lo compraré. Gracias por la reseña.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Suena muy bien, eh, aunque no sé si pueda estar disponible en México.

    Gracias por la reseña.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

¡Tu comentario me alimenta! ;)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...