lunes, 12 de septiembre de 2011

Reseña: En el país de la nube blanca, Sarah Lark




"La iglesia anglicana de Christchurch, Nueva Zelanda, busca mujeres jóvenes y respetables, versadas en las tareas domésticas y la educación infantil, que estén interesadas en contraer matrimonio cristiano con miembros de buena reputación y posición acomodada de nuestra comunidad."




Título: En el país de la nube blanca
Autor: Sarah Lark
Lugar de publicación: Barcelona
Editorial: Ediciones B
Año: 2011
Páginas: 746







Personajes: Helen, Gwyneira, Howard, Lucas, Gerald, James, Ruben, Fleurette
Temática: viajes, aventuras, romántica
Espacio-Tiempo: Nueva Zelanda, 1852








Resumen oficial:

Londres, 1852: dos chicas emprenden la travesía en barco hacia Nueva Zelanda. Para ellas significa el comienzo de una nueva vida como futuras esposas de unos hombres a quienes no conocen. Gwyneira, de origen noble, está prometida al hijo de un magnate de la lana, mientras que Helen, institutriz de profesión, ha respondido a la solicitud de matrimonio de un granjero. Ambas deberán seguir su destino en una tierra a la que se compara con el paraíso. Pero ¿hallarán el amor y la felicidad en el extremo opuesto del mundo?

En el país de la nube blanca, el debut más exitoso de los últimos años en Alemania, es una novela cautivadora sobre el amor y el odio, la confianza y la enemistad, y sobre dos familias cuyo sino está unido de forma indisoluble.









Opinión:


El viaje empieza con la publicación de un anuncio en el periódico donde se busca esposa, en Nueva Zelanda, en el año 1852. Dos chicas, Helen y Gwyn, cada una desde su lugar de residencia separado y de distintas clases sociales, atienden a la llamada, por distintas razones: Helen para huir de su casa donde se siente asfixiada en Londres, y Gwyn por culpa de una apuesta que su padre ha hecho jugándose a su hija al póker. 

Helen es obligada a zarpar en el Dublin junto a unas cuantas niñas de un orfanato, que deberá cuidar hasta que lleguen a sus respectivos lugares de trabajo también en Nueva Zelanda. Se hará cargo de ellas y les enseñará educación y buenos modales, para que, ya que son tan jóvenes, sepan al menos comportarse y preparar la mesa...etc. La parte del barco a mí me ha gustado bastante, y me hubiera gustado que se alargara un poco más, en lugar de la parte donde ya están en sus respectivas casas, que se hace muy largo, aunque entretenido.

Es una historia de una familia rica, los Warden, que ya desde sus inicios cuando Gwyn llega empieza a encontrar cosas que suceden bastante raras. Lucas, el hijo de Gerald y que debería estar allí para recibir a su futura esposa, no se encuentra en casa cuando ésta llega, después de 3 meses de viaje. Ahí empezamos a ver ya su desinterés en ella. Parece haber sido más bien el padre el que ha urdido tan temeroso plan para ambos, sin que estos se conozcan de nada. Y claro, como es de suponer, estas cosas muy rara vez salen bien. 



Veremos a Gwyn esforzándose por ser buena esposa, pero a Lucas, su marido, ajeno a todos sus esfuerzos, y más bien esquivo. Más adelante iremos viendo que no está precisamente interesado en las mujeres, por lo que ésta sufrirá lo suyo una vez se da cuenta. 

El personaje de Gerald, el padre de Lucas, es el que más he odiado durante toda la novela, y a la vez está muy bien hecho y expresa bien los sentimientos de los hombres de la época del siglo XIX. Yo diría que a pesar de ser el malo, es el más estudiado por la escritora quizá, un personaje fuerte de carácter.

Por suerte, no todo es malo, ya que en los establos trabaja James McKenzie, un chico moreno y musculoso que irá enamorándose de Gwyn, y al que ella tampoco podrá dejar de observar. También ella lo ama y se siente en ese dilema: está casada y ya no puede arreglar su vida, tiende a conformarse con su situación, a pesar de ser una mujer fuerte también y decidida, que sabe lo que quiere. No entiendo, precisamente por eso, cómo se deja convencer por Gerald para casarse con su hijo, siendo que es tan independiente y de costumbres más bien varoniles (sale a montar a caballo sola y tiene cierta independencia económica...etc). 


Resulta increible el valor de estas dos chicas al ir a una tierra lejana y desconocida en busca de un futuro marido al que ni conocen por foto siquiera. Es algo arriesgado y valiente, y a la vez un gran error hacer ese viaje al principio, al menos.


Por otra parte, me ha parecido horrorosa, patétida, la primera noche de bodas de Helen, donde yace con su marido sin nada de regalos y preámbulos, en un sucio establo de camino a su futura casa, que como verá más adelante, no es sino una triste choza. Pobre mujer, qué cosa tan cutre le ha tocado, no sólo de viaje de bodas sino ya por el marido, que es muy rudo y brusco en todo. Cuando empieza a beber será todavía peor y además violento, y maltrata a esta y a su hijo Ruben.

Está muy bien tratado el tema de los maoríes en Nueva Zelanda, estos colonos que al principio no tienen tierras pero cuando despiertan de su aletargamiento, empiezan a pedirlas y exigir sus tierras de nuevo. Gwyn quiere adaptarse a ellos y empieza a aprender su idioma en seguida y a trabar amistad con las mujeres maoríes de su pueblo. No obstante, su suegro le hará la vida imposible, ya que es de mente muy cerrada y piensa que los blancos son superiores a ellos y no deben confraternizar unos con otros.


Helen además, tendrá que aprender a llevar una granja, cosa que no le habían avisado antes de llegar, ya que le habían prometido con un gentleman y resulta encontrarse a un granjero rudo y de mal carácter. Aprenderá a ordeñar vacas gracias a los niños maoríes que le hechan una mano, y a cuidar del ganado etc. cosa de la que ella no tenía idea, ya que vivía en Londres y era tan sólo una institutriz. Allí en el pueblo en seguida reúne a los niños y les va enseñando, siendo así la única maestra del lugar.



En esta historia hay una absoluta falta de romanticismo, todo son costumbres tradicionales, matrimonios concertados, trabajo duro para la mujer y poco agradecimiento a lo que esta representa, ya que se le ve inferior todavía en esa época en la que viven. No conocen a sus futuros maridos, no hay flirteo, ni coqueteo por ninguna de las dos partes: nada. Así que los románticos no os esperéis mucho romance aquí porque no lo hay.

Sí que están muy bien tratados, en cambio, el tema de la fiebre del oro, y anteriormente a ella, la época de los esquiladores de ovejas, los señores "de la lana", por así decirlo. El tema social es el central de todo el libro, así como las costumbres y tradiciones, la educación y modales en la casa. También veremos los balleneros y la caza de ballenas.

El único personaje que me ha gustado es James, el chico que trabaja en el establo, que sí le da el aire más de humor y juvenil a la historia, la parte más alegre diría yo, así como los hijos de estos matrimonios tan insultos, que también le dan energía a la historia. Por lo demás, la típica historia familiar del siglo XIX que podría haber en cualquier lugar de Europa en aquellos momentos.



Valoración:



Vale la pena
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

9 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene este libro, dos reseñas que he leido de él y las dos buenas ^^.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas a este libro. Besos

    ResponderEliminar
  3. Tengo ganitas de leer este libro. Muy buena reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo también le tengo ganas!^^
    Me llamaste la atención con la reseña! Ahora sabré a qué me enfrento la próxima vez que tenga este libro en mis manos.
    Gracias :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Oyoyoyoy las vacas!!! Qué salás! =)

    Es la segunda reseña que leo hoy sobre la novela... a ver cuándo cae en mis manitas!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Me llaman más la atención otros libros, pero no pinta nada mal...

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  7. Confieso abiertamente que pudo conmigo, no me gusta abandonar libros, pero fue más fuerte que yo. Sé que dicen que después del viaje la cosa se pone más dinámica, pero no llegué. Me aburrió mortalmente ^^U

    ResponderEliminar
  8. Este libro lo veía anunciar cada día en el SPORT(diario deportivo) xDD
    No me llamaba mucho, pero después de leer tu reseña igual le doy una oportunidad

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...