miércoles, 26 de agosto de 2015

¿Eres hipersensible? ¡Eso no es malo!

Hoy estaba dando una vuelta por algunos canales de Youtube que tocan temas de psicología emocional y me ha sorprendido bastante ver cómo algunos de ellos hablaban en sus vídeos sobre la "hipersensibilidad" como algo a eliminar de nuestra personalidad, lo ven como un rasgo a quitar de en medio para que podamos estar en este mundo sin "sufrir" sus consecuencias, como si ser "hipersensible" fuera algo malo, la peste, un virus o algo así...

Yo reconozco que soy una persona "hipersensible", que me emociono con cosas que otras personas no se emocionan, que tengo especial sensibilidad con las críticas hacia mi persona o que yo me tomo como personales sin estar dirigidas concretamente a mí. Es decir, veo un grupo de personas en la misma sala donde yo estoy que se están riendo, por ejemplo, y ya pienso que se burlan de mí. Eso sería la parte negativa de mi "don", porque creo que vosotros, los que seáis sensibles, tenéis un don, y no una carga. Y os explico el porqué.





Se tiende a pensar que aquellas personas que lloran, ríen, expresan sus emociones habitualmente, son personas "débiles", cuando realmente es de valientes expresar tus sentimientos y pensamientos a los demás sin pudor, sin tapujos, decir lo que piensas, reaccionar ante las injusticias que ves en el mundo, llorar cuando ves un accidente, socorrer a aquellas personas que ves tristes y necesitan soporte emocional, apoyo moral...etc.

Creo que el mundo "necesita" más personas como nosotros, que hagan uso de esa sensibilidad que tienen pero que la mayoría de veces "no se atreven a expresar" ante los demás por "miedo" a quedar mal, a hacer el ridículo, a dar tu opinión sobre algo por si se ríen de ti o van contra ti...

Pienso que ser hipersensible tiene sus pros y sus contras. Por ejemplo, en el trabajo, no puedes pasarte el día llorando por alguna frase de algún compañero que "consideras hiriente" y que en realidad, si lo piensas un poco, no va con mala intención o la persona no lo decía por hacerte daño, eso sería contraproducente en este caso. Pero no es algo tan malo si cuando la utilizas para empatizar con el dolor ajeno, porque usando esa sensibilidad es como puedes darte cuenta de que alguien te necesita y ayudar a esa persona a sentirse mejor, apoyarla moralmente en la situación dificil que esté pasando...etc.

Hace poco tiempo, una mujer en una sala se puso a llorar. Nadie se acercaba, yo me acerqué voluntariamente y me explicó que era de Cuba y llevaba aquí un mes en España, más o menos, y que su hijo acababa de morir hacía 1 semana, pero no lo había podido ir a despedir porque él seguía allí en Cuba. Hubo varias reacciones: algunos pensaron que estaba "mintiendo", que iba de víctima ya que pedía dinero para arreglar los papeles del funeral, otros simplemente no se acercaban y no querían saber nada del tema, otros intentaban decirle "cómo debía sentirse", cuando en realidad el proceso de duelo por la muerte de un ser querido tiene que tener un tiempo de asimilación (no es bueno decirle: "no pasa nada, te queda tu hija, que tienes aquí contigo" y otras cosas parecidas a alguien que acaba de perder a su hijo). 

¿Sabéis lo que realmente fue de apoyo a esa mujer en ese momento tan duro? Que le escuchara, que le diera un pañuelo, un vaso de agua, sentarme a su lado...nada más. En ese momento no quieres nada más. Y bueno, yo jugaba con ventaja, porque sé lo que se siente al perder un hijo (yo perdí dos en un embarazo, eran gemelos siameses). Al tener esa "especial sensibilidad" por el dolor de los demás, puedes ser de apoyo en esos momentos, tu sensibilidad te ayuda a detectar el dolor y ayudar. 

Tu sensibilidad te ayuda también a apreciar pequeños detalles de la vida, la belleza de las flores, lo agradable de los rayos del sol por las mañanas, el olor de la lluvia y la tierra mojada, los animales y su comportamiento tan curioso, lo relajante del mar, lo que se siente al tocar el agua... y otras cosas agradables.






En esos vídeos que he visto, se habla de que los hipersensibles, al creer que nos ofenden personalmente cuando quizá objetivamente no sea así, nos hacemos las "víctimas". Yo creo que no es así, porque si bien "puede parecer que dramatizamos para llamar la atención", la realidad es que vemos las cosas "desde otro punto de vista" que los demás no han analizado, no se han acercado tanto a la situación para verlo de la misma manera que nosotros. Al menos en mi caso nunca me he considerado una víctima, y me duele bastante cuando los demás piensan que es así. Pero es normal que una persona "menos sensible" te vea como una víctima, aprendes a aceptar que no todos te entienden y que es lógico que te vean como "un loco" que desvaría, que dramatiza. 

Ambos extremos son malos creo. Ni somos víctimas como nos quieren hacer creer (o débiles) ni somos tampoco "super héroes". Cada persona tiene sus cualidades, como quién es muy simpático, muy fuerte, muy alto, muy bajo, muy amable, muy guapo, muy...lo que sea. Ser "muy sensible" no es sinónimo de "algo malo" a erradicar, sino una cualidad muy positiva. Transmites también tu alegría cuando estás alegre, y eso se contagia y es algo bueno. Dar un poco de tu luz a los demás siempre es bueno, compartir lo bueno de la vida con los demás es positivo. Todos deberíamos mostrarnos más a menudo, dejar "fluir" esos sentimientos y no reprimirlos tanto. 

¡Demos algo de nosotros mismos a los demás: dar amor, paz, alegría... no es nada malo!

9 comentarios:

  1. Hola!!
    Es muy cierto lo que dices, lo que pasa es que estamos viviendo muy aprisa, todo es rápido, ya no hay tiempo para los pequeños detalles porque estamos pensando en resolver mil temas, creo que antes era mejor, la vida era mas calmada, a veces los avances alejan a las personas porque cada día queremos soluciones mas rápidas para poder hacer mas. Por supuesto que todos somos diferentes y siempre encontraras personas mas sensibles que otras, la vida te lleva por varios caminos. El apreciar mas los sentimientos se ha perdido, estaría bueno volver a tomarse un tiempo y disfrutar de pequeños momentos que te llenan, salir de la mano, mirar un atardecer, recordar y emocionarse, tantas cosas que muchos hemos dejado de hacer, ni modo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que en la naturaleza haya tantas cosas bonitas y no las sepamos apreciar, y no sólo eso sino que las estropeemos más...unos construyen, otros destruyen...

      Eliminar
  2. ¡Hola guapa! ¿Que tal? También soy Hipersensible :) pensaba que no, pero si. Es verdad que la gente piensa que solo estas haciéndote la victima, cuando te duelen las cosas, estas triste, necesitas apoyo...solo necesitas que alguien te escuche realmente, que este a tu lado y cuando lo esta que bien nos sentimos, con tan poco. A veces noto que no encajo, disfruto de los días de lluvia, de las tormentas, del aire, del atardecer, de cualquier momento en buena compañía, incluso de un simple saludo. Aunque te he dicho que siento que no encajo, me encanta ser como soy, disfrutando de todas las pequeñas cosas de la vida. <3<3 No es un malo, es bueno, la gente no lo entiendo quiza... Besicos, me a gustado mucho tu entrada de hoy :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, a veces a mí con una simple conversación con alguien sobre cualquier tontería ya mejora mi estado de ánimo...pero lo que la gente piensa es: "mira esta loca que se está arrimando a nosotras"...xdddddd

      Eliminar
    2. A mi también me gusta ser como soy, aunque desde fuera pueda parecer como "antisocial" pero es porque no me gusta ir a discotecas y sitios ruidosos, me gusta hablar con una sola persona y en sitios tranquilos, conversaciones relajadas...sin ruido...etc...

      Eliminar
  3. Hola! Es cierto que no es malo ser hipersensible, yo no lo soy mucho, me quedo en sensible a secas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno seguro que también te sientes identificada con la hipersensibilidad entonces, porque tampoco la gente entiende mucho a los sensibles, te ven como un tonto que llora y poco más...

      Eliminar
  4. Me ha encantado tu entrada, esta reflexión me siento muy identificada con muchas cosas de las que comentas

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa :)

    La verdad es que me ha gustado mucho tu entrada, me ha tocado un poquito.

    Yo creo que también soy hipersensible. Tengo mucha facilidad para llorar y ponerme en la situación de otras personas o animales. Pero me ocurre algo curioso, y es que delante de la gente siento que soy bastante fría, como que me guardo mucho todo eso, y me sale solo, sin embargo cuando estoy sola es cuando mas dejo salir la sensibilidad y es cuando realmente siento que también soy así.

    A veces, como bien dices, no es recomendable ser sensible al extremo. Yo lo paso mal muchas veces, porque siento que en varias ocasiones me pongo muy sensiblona por cosas que otras personas no, y ocurre lo que comentas de que hay gente que no te entiende o incluso a veces me cuesta muchísimo relacionarme con las personas, no se si por miedo a "no ser aceptada" de alguna manera por mi forma de ser o que, pero bueno, también pienso en lo bueno y en el fondo si me preguntaran si quisiera cambiar eso de mi, diría que no.

    Creo que a veces lo más difícil es aceptarnos a nosotros mismos, pero es algo en lo que hay que trabajar de por vida, y al fin y al cabo fundamental para que los demás también se acerquen a nosotros. Porque si no nos queremos y aceptamos nosotros ¿quién lo hará?

    Un saludo y gracias por la entrada. La he leído también en un momento mas sensible y me ha hecho pensar ^^

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...