jueves, 28 de mayo de 2015

Etiqueta falsa





Érase una vez alguien en una red social llamada Twitter que extendió el bulo de que yo "odio a los gays", es decir, que soy homófoba o algo similar. Érase un montón de gente que creyó esa mentira y que empezó a hablar de ese tema con otras personas. Érase que ese bulo o mentira fue creída por toda esa gente y se dió por válida, es decir, que para todos era una afirmación fiable y verdadera. Érase el nacimiento de un rumor falso dado por verdadero.

Érase un chico "gay" (supuestamente) que me atacaba por todos lados con frases irónicas (sin que se notara porque nunca llegaba a insultar), que antes de hacer eso conmigo había hecho lo mismo con una chica de una web muy conocida y a la que llamaban, no sé porqué "limón" (imagino que porque en la cabecera de su blog tenía un limón puesto, no lo sé porque yo aún no había llegado a este mundillo blogosférico-literario).

Érase que ese chico se había quedado sin nadie a quién perseguir (o sea sin víctima) y por lo que sea se fijó en mí y mi blog (¿por mi éxito? lo dudo, él tenía más éxito en su blog que yo en el mío), no sé cuál fue el detonante en realidad (algunos dicen que porque yo soy cristiana, que no es lo mismo que católica como algunos creen, aunque aquí en España eso sea lo más conocido. No, no soy católica).

Érase que por lo que fuera (el motivo no lo sé), ese chico que yo no sabía que "era gay" hasta hace menos de un año (antes no tenía ni idea, no lo conocía tanto), decidió que si yo era cristiana debía odiar a los gays (sí, algo que mucha gente piensa, no sé porqué). Érase que ese chico no se había fijado nunca en las reseñas de mi blog, porque yo he reseñado libros sobre homosexualidad en novela juvenil y he leído novela adulta como Erótika, cuya historia de amor de dos lesbianas fue la que más me gustó). 

Érase una vez que intenté ignorarle para siempre, bloquearle de todos sitios, ni siquiera he visitado su blog en años (no me gustaba porque en realidad, lo veía bastante cutre en cuanto a diseño, así que no me había fijado mucho en el blog, la verdad). Y érase que ese chico, sin yo saberlo, parece que siguió visitando mi blog y mis redes sociales a pesar de estar bloqueado de todos sitios, pero yo no sabía que me seguía leyendo o visitando o vigilando... Aún así hizo creer a todos que era yo la "que lo perseguía", y empezó a reírse de mí con sus "supuestos amigos" (que luego resulta que en realidad no lo son porque en los momentos difíciles es cuando te das cuenta de que no están a tu lado). Abrió un grupo de washapp o un grupo privado (foro, chat o lo que fuera, nunca lo llegué a saber), donde hablaban de mí (imagino que mentiras porque ninguno de ellos me conoce en realidad).

Por otra parte, érase una chica que soy yo, muy creativa y a la que le gusta "el proceso de crear un blog" (diseño, colores, temáticas diferentes...etc). Disfruta creando blogs, y en el pasado creaba foros de diferentes temáticas (sagas juveniles, lectura en general, incluso de autoayuda emocional) que tuvieron mucho éxito en su momento. Por lo tanto, era conocida en esos lugares, pero no en lo que llamamos ahora "blogosfera literaria", o sea, los blogs que hacen reseñas de novela juvenil que es lo que hacéis la mayoría de los que me leéis supongo. 

Pues bien, esa chica llegó a este mundillo sin conocer a nadie (no he sido nunca muy sociable por evitar que me hicieran daño que en un pasado ya había sufrido, bullying, o como queráis llamarlo), así que seguí con mi blog "Libros con alma" sin que me importara lo que pensaran de mí. Resulta que hace poco me harté, y quise contactar con ese chico "gay" por twitter ya que por otros medios no pude (no tengo sus datos, ni correo, ni me interesa tenerlo, para que veáis que nunca he sido yo la acosadora). Conseguí enviarle un mensaje donde le preguntaba la razón de su odio hacia mí. El primer tema que sacó fue "Dios", el segundo "la homofobia". 

Y empecé a atar cabos. Parece ser que en algún momento yo había colgado tuits con versículos de la Biblia (de ahí supongo que deduciría que creía en Dios, aunque en realidad no sabe lo que creo porque nunca hemos hablado) y no sé cómo hizo su relación: persona que cree en Dios --> odia a los gays -->yo soy gay--> esta chica me odia. Imagino que sería algo así su proceso, no lo sabremos nunca.

En fin, que esa mentira de que yo odiaba a los gays empezó a circular y sigue circulando. 

Lo primero que quiero decir es que sí, soy cristiana. Pero no, no odio a los gays. No odio a nadie. Yo misma he tenido conocidos "gays" y "lesbianas" y nunca he tenido problema con ellos o ellas. Aunque debo rectificar, el único que he tenido es con este chico gay que cree que odio a los gays (curioso...). La palabra "odiar" no está en mi mente, al menos no en mis momentos normales, o al menos no cuando no me atacan verbal o físicamente. Aún así, soy tan empática que tiendo a intentar "comprender" el comportamiento del agresor, lo intento razonar, el porqué me trata así. 

En mi trabajo he tenido una especie de "jefe" maltratador (hetero, pero eso a mi me da igual la verdad). Y he huído de él en cuanto Recursos Humanos me ha dado la opción de cambiar de edificio. Ese hombre sigue allí, y ahora tiene una nueva víctima, otra mujer a la que le está chillando y amargando la existencia como hizo conmigo. De momento solo chilla en tu cara, no te pega, pero de una a otra cosa hay un paso.

Lo que quiero decir es que una persona puede ser "gay" y no por eso ser buena persona. Puede ser un maltratador verbal, físico, emocional o como lo quieras llamar. Hay una forma de maltrato "muy sutil" de personas inteligentes que te van soltando "perlas" que en un principio pueden sonar suaves y en cambio ir minando tu autoestima (como por ejemplo reírse de ti, dejarte mensajes irónicos...etc etc que en un principio puede no parecer tanto como maltrato pero que sí lo es). Hay una cosa actualmente llamada "ciberbullying" que es lo mismo que el acoso (escolar, en el trabajo, en un grupo de amigos, da igual...en cualquier sitio) pero que se usa en Internet (grupo de supuestos amigos que se reúnen para reírse de ti, y que cuando tu desapareces buscan otro de quién reírse, eso siempre es así).

Una chica de ese grupito me dijo algo que encendió mi bombilla en ese momento: "tú lo que tienes que hacer es desaparecer de la blogosfera", "dedicarte a tus reseñas y nada más, no crearte cuentas en twitter"...bla bla bla. Ahí empezaba ya la gente a sentirse valiente y a seguir "diciendo lindeces" similares. Y bueno, le hice caso en una cosa que sí me va bien: borré mis otras cuentas de twitter y me quedé solo con la de este blog, @librosconalma. Las otras eran una para cada uno de los blogs que me gustaba hacer. Pero no lo hice por ella, lo hice por mí, para intentar hablar conmigo misma sin tener que recurrir a tener un espejo con quién hablar. Quizá lo consiga aunque la gente me lea y piense: mira esta loca hablando sola consigo misma.

Yo tengo hoy en día mecanismos para evitar eso. Bloqueas a la gente, no le sigues el rollo, pero aún así esas palabras hacen mella cuando estás en días de bajón y pueden amargarte unos días. Hoy en día no me dura mucho porque me repongo en seguida y ya me da igual, pero sí que quería dejar claro mi posición respecto a este y otros temas.

Con respecto a twitter y blogger tengo que deciros algo muy claro: yo siempre he tenido muchas cuentas y muchos blogs distintos, porque me gusta crear o diseñar blogs, perfiles, lo que sea, disfruto diseñando, y luego me canso y ni los uso, pero es mi manera de practicar y pasar el rato, además de leer, ver vídeos en Youtube, ver la tele (aunque ya casi no la veo porque es una mierda pura jaja).

Tengo mi cuenta digamos más grande y otras pequeñas. Con esas otras cuentas no hago daño a nadie, pero como no tengo gente o amigos con quienes hablar, converso conmigo misma como si de un diario se tratara. Me hago preguntas, reflexiono, "me contesto a mi misma", es una manera que tengo de expresar lo que pienso sobre lo que sea, de dialogar (aunque sea conmigo, no creo que eso importe a nadie, pero es así). No sé porqué la gente identifica el tener "varias cuentas" en Internet como algo malo o que se usa para hacer daño, y en mi caso al menos, eso no es así. A mí me ayuda a desarrollar mis ideas, conversar, igual que lo hacéis vosotros con "vuestros amigos". 

Tuve en su momento ansiedad y depresión, pero ambas cosas fue por temas "importantes" como la pérdida de mis dos hijos, una relación fallida en mi juventud, y otra más tarde de adulta que me dejó muy "tocada" emocionalmente (me hicieron mucho daño). Estas cosas las tiene mucha gente y no las utilizo para hacerme la víctima, ni para llamar la atención. Las tuve en su momento y fuera, se acabó, ya no estoy así. 

Hoy en día vivo muy feliz junto a mi marido y mis dos gatitas. Como no tengo hijos ni ya los tendremos nunca (porque él está enfermo y no podrá tenerlos y yo tampoco dispongo de dinero ni medios para mantener a nadie más que a nosotros dos), pues para mi mis gatas y él son mi familia, así como padres y hermanas.

No tengo ya problemas de ningún tipo (sin contar en el trabajo que siempre habrá gente maltratadora), aunque incluso en alguna ocasión yo haya podido decir que los tengo para que "me dejaran en paz". Porque cuando sufres acoso de un grupo, dices o haces lo que sea para huír, para "esconderte". Yo no persigo a nadie, ni me parece normal perder el tiempo en eso. Pero hay otra gente que sí lo hace, y lo hará siempre, el "maltratador emocional o físico", no importa el tipo de maltrato. Esas personas no paran hasta que, si tu no existes, haya otra persona a quién maltratar, y así entran en un bucle de nunca acabar. 

Solamente decir que aunque a mi ya no pueden hacerme daño en ese aspecto, porque tengo mecanismos de pararlo, o simplemente incluso despareciendo yo, que lo evitan. Estoy "entrenada" para ello. Pero hay otras personas, muchas veces menores de edad si hablamos de blogs literarios, que no lo están. Están siendo maltratados por Internet, acosados, humillados, insultados...y no hay nadie que los defienda. Solo quiero avisaros de que cuando veáis un tema así, podáis poneros en lugar de esa persona y no al lado del que ha empezado la mentira, rumor, ataque o lo que sea contra esa persona.

Os dejo este interesante artículo sobre el acoso por Internet y como evitarlo:

https://www.apc.org/es/pubs/issue/como-evitar-convertirse-en-una-victima-del-ciberac


NO PODEMOS SEGUIR ACEPTANDO EL ACOSO O CIBERACOSO COMO ALGO NORMAL, CON LO QUE "DISFRUTAR" O DE LO QUE REÍRNOS

ES FÁCIL DE ENTENDER, PIENSA EN SI TE LO HICIERAN A TI O A TU HERMANA/O. ¿QUÉ HARÍAS EN ESE CASO?¿SEGUIRÍAS RIÉNDOTE O AVISARÍAS A ALGÚN ADULTO?.



14 comentarios:

  1. Joder Noemí me has dejado con los pelos de punta... Siento mucho que te haya tocado sufrir toda esa mierda por culpa de alguien aburrido con su vida, de verdad, hay gente ruin, siempre la ha habido y siempre la habrá, es triste pero es así. Pero como tú dices, tienes mecanismos de defensa, en cambio hay otras personas que no y a nadie parece importarle.

    A mí hace aproximadamente un año me llegó un mensaje a mi blog personal donde reflexionaba sobre la idea de tener uno o más blogs, sobre todo para escritores que estamos empezando como yo que abrimos un blog por cada novela que creamos, son los blogs-novela. Eso al final es dispersar el contenido y yo en mi reflexión concluía diciendo que era mejor tener un solo blog donde compartir todas las historias y así el lector no se perdía entre tantos blogs del mismo autor. Además decía que así mejor porque el lector podía conocer tooodas tus novelas y comprarlas, porque a lo mejor no sabe que tienes más, y que al final eso es lo que queremos que seamos reconocidos como escritores y podamos ganarnos la vida con ello.

    El comentario que recibí (en anónimo, of course) en esa entrada fue muy feo, que vaya mierda de entrada que si de verdad estaba tan aburrida como para hacer perder el tiempo a mis seguidores hablando de eso, que además yo para ser escritora todavía necesitaba mucho y que con esas mierdas que escribo no podría pagarme ni una cuenta en amazon o en google books....

    El comentario fue más largo y decía más cosas pero ya las olvidé. El caso es que cuando llegué a casa lo leí de nuevo, se lo comenté a mis amigas para reírnos de dicho comentario y lo eliminé. Yo me reí porque vi a esa persona como una amargada que todo le molesta y que no puede ver la felicidad en los demás. Pero a cualquier otra persona un comentario como ese podría hacerle mucho daño. Conozco muchos casos de amigas bloggeras que han anunciado que cierran sus blogs porque están siendo acosadas. Mi respuesta siempre es que no lo hagan, que o planten cara a esa persona o la ignoren para siempre, que pongan moderación de comentarios y sus redes en privado, por lo menos hasta que la tormenta pase y esa persona se canse.

    Me alegro de que tú, después de tener que aguantar toda la mierda del tipo ese (que gay o no gay, es mala persona y punto), hayas decidido mantener Libros con alma.

    Bueno, un beso muy grande :):):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Edith, lo que hay que tener en cuenta es que no se van a cansar nunca. Simplemente ignorarles pero ellos pueden seguir años, este lleva 5 años así y miralo...no hay que hacerles caso igualmente. W
      Cortar de raíz pero no cerrar tu web que es tu trabajo.

      Siento que te dijeran eso, a mi no me afectaría haría como tu, reírme del comentario, pero un escritor que empieza pobrete...

      Eliminar
  2. En lo personal, el ciberacoso no me afecta porque he pasado tanto tiempo en internet que soy inmune a él. Por este motivo, no sé muy bien qué decirte, solo que me alegra que hayas decidido continuar con tu blog y que ahora tengas las herramientas para defenderte. Es lamentable que hayas tenido que pasar por esto. No comprendo cómo hay gente dispuesta a volcar toda su energía a maltratar o acosar a una persona con tanta saña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, ser inmune es lo mejor, sobretodo porque nunca sabes quién hay detrás de un nick, no conocemos a la persona ni la vamos a ver nunca en la vida, así que ¿porqué preocuparse?

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    Muy fuerte esta entrada. Siento mucho que hayas tenido que vivir esos momentos, por personas que no merecen la pena. Pero bueno, cómo dice arriba, me alegro que sigas aquí, con tus reseñas y siendo tu misma y haciendo caso omiso a la gente que sólo intenta hacer daño, porque no son felices en sus vidas. Eres un cielo de persona y te deseo lo mejor.

    ¡Un abrazo muy fuerte!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi rincón es uno de los lugares en los que más me gusta estar, compartiendo lo que me gusta, los libros que leo, creo que hoy en día no sabría qué hacer sin el blog, supongo que daría más vida al canal de Youtube, pero no es lo mismo, alli no se escribe tanto, no se puede entablar tanta conversación con los visitantes y no siempre tengo tiempo o puedo grabar los vídeos con tranquilidad...;)

      Eliminar
    2. ¡Gracias por lo de cielo!

      Eliminar
  4. Me ha impactado mucho esta entrada. El problema no está solo en la persona que lo inicia, sino las que lo siguen y agrandan la bola de humillación. Nunca he entendido la gente que necesita herir a otros para sentirse importantes o divertirse; yo también sufrí bullying en el colegio por una supuesta amiga que se aburría y me hizo blanco de su crueldad. Cuando me hice fuerte y le dí la espalda, fue tras otra víctima. Años después me pidió amistad en Facebook, ¡imagínate mi cara! (no la acepté, las personas tóxicas cuanto más lejos mejor).

    Respecto al mundo gay y la religión, soy activista defiendo la igualdad, la tolerancia y el respeto por el simple hecho de ser personas y no creo que se deba juzgar por estereotipos. La fe no va reñida con la empatía y la homofobia. Hay personas buenas y personas malas, no gays o heteros buenos o malos, o creyentes o ateos buenos o malos. Un beso enorme cargado de buenas energías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es curioso observar como "el grupo" se une siempre al que "parece" más fuerte, al maltratador, en lugar de ponerse al lado de la víctima y protegerla, en ese caso, el maltratador es cuando se da cuenta de que no tiene nada que hacer. Pero en esta vida las cosas no son así. Siempre es más fácil ponerse del lado del que parece más fuerte, eso no cuesta nada. Lo difícil es ponerse al lado del que parece débil. Y digo siempre "parece" porque en realidad, ir en grupo a por una sola persona, es la forma más manifiesta de cobardía que existe.

      Deja al maltratador solo con la víctima que poco podrá hacer. Ponle un grupo de 20 personas y se creerá el rey.

      Eliminar
  5. ¿Sabes cuándo quieres comentar algo con muchas ganas, pero no sabes ni cómo empezar? Pues eso me ha pasado con tu entrada, porque hay tanto que me gustaría decirte, que no sé como hacerlo. Así que empezaré por lo primero... Gracias por dejarme conocerte un poco más, aunque haya sido por un motivo tan malo. En serio, no me alegro de todo lo que te ha pasado, pero me alegro de que te sientas tan confiada y tan cómoda en este, tu rincón, como para contarlo, y más a nosotros que ni siquiera "nos conoces" de verdad. Así que si, puede sonar feo, dadas las circunstancias, pero me alegro de todo lo que ahora sé de ti, y sobre todo de saber que a pesar de todo estás bien y tienes una vida y una familia que te llena, eso es lo importante.

    Lo segundo, es el tema en si de la entrada. Me parece absurdo pensar que alguien que cree en Dios es mala persona por naturaleza. Lo único que me demuestra es que la gente que piensa así, ni siquiera se ha parado a conocer un poco la historia de Jesús. No, no voy a ponerme a hablar de religión porque yo tampoco soy católica, y no sé si puedo decir que soy cristiana como tú... Dejémoslo en que creo en algo que hay después de esta vida que tenemos, y en que creo en Jesús, la persona, y el que hizo tanto por todo el mundo, fuera como fuera. Dicho esto, absurdo me parece que alguien hiciera esa relación contigo.

    Pero hecha, más absurdo me parece la gente que sigue a un rumor como si fuera la verdad absoluta sin pararse a descubrir que hay de cierto y que no. Porque una persona puede estar mal de la cabeza, y tener esos momentos de locura de cebarse con alguien, pero más culpa tiene el que le sigue y le da la razón aumentando así su locura y la bola del rumor (me estoy recordando a la peli de Rumores que matan).

    En fin, yo no sé que haría en tu situación. Lleva en los mundos de internet desde 2003, cuando empecé con el foro de El canto del loco, y luego le siguieron otros grupos de música, y después series, los grupos de msn aquellos que habían, y más tarde los foros de rol y blogger. Son ya muchos años por aquí y nunca he tenido problemas de ese tipo, y cruzo los dedos y tocó madera para que siga siendo así. Pero supongo que después de leerte, haría lo que tu, ignorarlo y esperar a que se canse, o sino lo hace, centrarme en mi, en mis cosas y en lo que me hace feliz que es mi blog. Y los vuestros.

    Después de todo es lo que hacía de pequeña cuando me encontraba a algun niño buscando molestarme, y oye... Funcionaba.

    Y nada, si fuera hace unos años te diría que aquí tienes una amiga para lo que quieras y necesites, pero es absurdo pensar que las cosas funcionan como cuando éramos niñas. Pero pues si, por aquí me tienes.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MonTse,

      aunque los problemas de la vida me han vuelto muy desconfiada con las personas de mi alrededor, haciendo que piensen que soy "rara" o "poco sociable", la verdad es que no quiero perderme lo positivo que hay a mi alrededor. Ya perdí mucho tiempo ignorando a todos por culpa de unos pocos que son así, pero ya no. Por circunstancias de la vida una aprende que puede perder a su compañero de vida cualquier día, y eso hace que viva más en el presente que nunca. No puedo hacer planes a largo plazo porque no sé si yo estaré aquí o no, si él seguirá conmigo o no...y todo eso hace que te centres en el aquí y ahora. También sé que una amistad no puede hacerse en un plis plas, pero acepto cualquier ayuda venga de donde venga, asi que te lo agradezco. Y oye, por algo se empieza.

      Muchas gracias por tu gran comentario.

      Un besote a tí también ;)

      Eliminar
    2. Que razón con lo de gran.. No me había dado cuenta de la parrafada jejejeje
      Y no me las des, no hay porque agradecer ser atenta con la gente que "conoces" aunque solo sea de leerla en un blog.
      Besotes

      Eliminar
  6. Guau! Que intenso! Y que bien escribes, yo desde luego para escribir no sirvo! Estoy de acuerdo con el relato, la verdad es que las redes sociales ayudan mucho a relacionarse y conocer personas pero también tiene sus pegas, y la que relatas es una de ellas.

    Y por supuesto el tema del acoso o ciberacoso no hay que consentirlo, pero eso no solo debe ser cosa de la victima y el acosador, todos nos hemos de unir y estar atentos a esto y denunciarlo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, desgraciadamente esto se da y mucha gente no lo acepta como tal o intentan taparlo para que no se sepa que pertenecen al grupo de los "acosadores" o que van en contra o maltratadores emocionales. Es bien difícil que lo reconozcan, pero tanto si ellos lo hacen como si no, yo desde luego me aparto bien lejos de eso.

      Saludos

      Eliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...